CUENTOS Y TRADICIONES PARA EL ALMA

Al intentar poner en palabras el lenguaje que sólo es entendido por el Corazón, los escritores de las más diversas culturas, religiones y pueblos, encontraron en el cuento, el mito, la leyenda el mecanismo más adecuado para dar el “salto” al frío proceso racional que sólo nos acerca y nos muestra una faceta de la Realidad, y arribaron al siempre mágico reino del símbolo, la metáfora y la alegoría, como los grandes aliados de ese sublime don de la criatura humana: la intuición.

Recordamos que en la antigüedad, Platón nos había dicho: “Cuando la Verdad es demasiado Grande, los mismos Dioses la recubren de Mito” y posteriormente El Cristo expresaría : “El que tenga oídos para oír, que oiga”, estas y muchas otras expresiones confirman la enorme necesidad de regresar nuestra atención a ese Divino Reino que muy seguramente acuno nuestros primeros años de vida, y que mantuvo siempre despierto al Niño que todos somos aun dentro del corazón, y al cual lamentablemente nuestra sociedad se halla tan empecinada en verlo “crecer”, porque tal vez creemos que al crecer podremos hacer cosas “serias”, de mayores, sin recordar que las más tristes y dolorosas incongruencias con las que nos enfrentamos cotidianamente son justamente creadas por aquellos que dejaron morir su “niño interior”.

Por tal motivo, anhelamos contribuir con algo a ese numeroso grupo de personas que sienten en lo más profundo, la enorme necesidad de comulgar con el Bien, deleitarse con la Belleza y descubrir la Verdad, y suelen acudir al sublime lenguaje del Cuento, las Tradiciones y las Leyendas. Bienvenido a este viaje maravilloso por el Reino de tu propia Conciencia.

SABER ESCUCHAR
“En cierta ocasión se quejaba un discípulo a su Maestro:
‘Siempre nos cuentas historias, pero nunca nos revelas su significado’.
El Maestro replicó:
‘Te gustaría que alguien te ofreciera fruta y la masticara antes de dártela?’
Nadie puede descubrir tu propio significado, tu real necesidad, tu sed de Verdad
en tu lugar. Ni siquiera el Maestro”
El mundo que vemos es una proyección de nuestros pensamientos, por ello no existe
mejor manera de entender lo que sucede “afuera” sino entendiendo lo que acontece en
nuestro propio interior.

(Tomado del libro: “El Canto del Pájaro” de Antony de Mello)

 

© 2017 ILADES. All rights reserved.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas